Sports

¿Te hinchas en verano? No siempre es por la retención de líquidos



lega el calor, y cada año lo mismo: piernas y tobillos hinchados y un aumento de peso que no parece corresponderse con nuestra dieta y que solemos achacar a la retención de líquidos. Pero no siempre es así, explica desde Neolife Laura Pérez Naharro. Si bien es cierto que con las altas temperaturas se puede producir una dilatación de los vasos sanguíneos y, por lo tanto, una circulación más lenta de la sangre, existen otros factores que no solemos tener en cuenta. Se trata de ciertos hábitos asociados al estilo de vida veraniego. El primero, pese a lo que se pudiera pensar, es la falta de hidratación. Sí, bebemos, aclara la nutricionista, pero no lo que deberíamos. No agua, ni en la cantidad recomendada, más de dos litros, sino refrescos, bebidas azucaradas. También cócteles de vino tinto y cervezas, que por su gradación de alcohol no sólo no contribuyen al balance de electrolitos, sino todo lo contrario, deshidratan. El exceso de sal es el segundo factor negativo. En vacaciones comemos más veces fuera de casa, probamos otros tipos de comida y tomamos más aperitivos salados y/o con salsas. Además, esa hinchazón corporal puede también ser fruto de una peor digestión, por alimentos que no se hayan masticado correctamente, falta de acidez estomacal y desequilibrio en la flora intestinal. Así, para recuperar el balance hídrico en nuestro cuerpo, Pérez Naharro nos deja estos consejos: – Mantenernos hidratados de forma constante, bebiendo agua en pequeños sorbos durante todo el día y de forma frecuente a una temperatura de 24-25º. Grandes cantidades de agua fría no hidratan. Mejor poco a poco y en las condiciones anteriores. – Evitar el exceso de cafeína, bebidas azucaradas y alcohol. – Reducir el aporte de sodio, teniendo en cuenta todos los alimentos que alto contenido en sal. – Aumentar el aporte de potasio, o lo que es lo mismo, variedad de frutas (albaricoques, plátano, melón, nectarinas, naranja, ciruelas, uvas), verduras (alcachofas, remolacha, brócoli, tomate, espinacas, calabaza, calabacín) y alimentos de origen vegetal (lentejas, patata, frutos secos y semillas).


Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close