Sports

Liga ASOBAL Balonmano: Javier Romeo, el ingeniero ‘apagafuegos’ del Logroo


Licenciado en Ingeniera Tcnica Industrial, en la especialidad de Mecnica, Javier Romeo ejerce como comercial en una empresa de La Rioja. El balonmano, para l, siempre ha sido una aficin, porque nunca se ha dedicado de manera profesional. Su carrera acadmica y laboral siempre ha estado por delante de la deportiva. Por ello, sus apariciones con el primer equipo del BM Ciudad de Logroo han sido espordicas en sus diez temporadas en el club. Sin embargo, su rol en los ltimos tiempos se ha convertido en esencial en la portera del conjunto riojano.

Su llegada a este deporte fue tarda. Con 17 aos, un profesor de gimnasia de su instituto se fij en sus grandes condiciones antropomtricas. Curiosamente, sus inicios no fueron como guardameta, sino como lateral. Pero no llevaba nada bien lo de recibir golpes de las defensas rivales, as que prob como portero en un entrenamiento para suplir a un compaero. Entonces, todo cambi. La llegada de Jess Javier ‘Jota’ Gonzlez a los banquillos del equipo riojano fue clave en la ascensin de muchos jvenes de la cantera. l fue uno de los elegidos por el afamado tcnico que pas once campaas dirigiendo al Logroo.

“Cuando lleg ‘Jota’ al club todo cambi. Comenz a apostar por la cantera y muchos jugadores empezamos a subir con el primer equipo. Mis 4 5 primeros aos en el Logroo entren de manera puntual con el equipo de la Asobal y crec como portero, porque hasta entonces no tena ni idea de balonmano”, explica Romeo para Marca. Un jugador que nunca ha estado de manera profesional en el equipo riojano, a pesar de tener ofertas para marcharse al extranjero. Pero l es uno de esos ltimos romnticos que prefieren pasar toda su vida en el equipo de su tierra.

Apost por quedarme en casa, con mi gente y en un club que jugaba en Europa. Pero los estudios y el trabajo fueron una prioridad para m en todo momento, ya que me daban una estabilidad. Al terminar la universidad, empec a trabajar en una fbrica, compaginando ambas cosas

Javier Romeo, portero del Ciudad de Logroo

Una fidelidad que tuvo su recompensa, al llegar a jugar en la Liga de Campeones y en la antigua Copa EHF, ahora denominada Liga Europea. “Apost por quedarme en casa, con mi gente y en un club que jugaba en Europa. Pero los estudios y el trabajo fueron una prioridad para m en todo momento, ya que me daban una estabilidad. Al terminar la universidad en 2014, empec a trabajar en una fbrica, compaginando ambas cosas al tener turnos”, diserta Javier. Pero cuando mayor era su protagonismo, lleg una inoportuna lesin que le dej en el dique seco un largo tiempo. “En 2016 cuando mejor estaba jugando de forma regular, me romp el cruzado”, se lamenta.

En vez de venirse abajo y dejar definitivamente la lite del balonmano, Romeo se recuper para volver por sus fueros un curso despus. Un esfuerzo que fue premiado al volver a jugar la Champions contra el Montpellier. Pero en 2017 tena que dividirse por tres para poder afrontar sus labores en una tienda de ropa y en un bar de noche con su compromiso con el Logroo. Su pluriempleo finaliz a final de ao al empezar en su actual trabajo, algo que le hizo desvincularse del equipo riojano, acudiendo de forma ocasional a los entrenamientos.

“Lo ms importante creo que ha sido tener los pies en el suelo, y sobre todo, saber el rol que desempeaba. Tena claro que a m me da de comer mi trabajo y esa estabilidad el balonmano no me la ofrece. Para m ste siempre ha sido mi aficin

Entonces lleg la temporada 2018/19, donde su figura tuvo su primer papel principal como ‘bombero’ del Logroo.Tras ganar las elecciones a la presidencia del Bidasoa-Irun, el entonces guardameta del cuadro riojano, Gurutz Aginagalde, se vio abocado a abandonar el equipo para asumir su nuevo cargo en el club vasco. Ante el vaco en la portera del equipo de La Rioja, Romeo tuvo que echar una mano para suplir su marcha, formando dupla con Sergey Hernndez, para la segunda parte de esa campaa. Algo que no le hizo perder el norte. “Lo ms importante creo que ha sido tener los pies en el suelo, y sobre todo, saber el rol que desempeaba. Yo tena claro que a m me da de comer mi trabajo y esa estabilidad el balonmano no me la ofrece. Para m ste siempre ha sido mi aficin”, seala el cancerbero.

Javier Romeo, guardameta del Logro

Javier Romeo, guardameta del Logroo La Rioja /JUANJO ACOBI – BM CIUDAD DE LOGROO

La siguiente campaa realizara la pretemporada, con sus entrenamientos y amistosos incluidos, pero al comienzo del curso volvera a la sombra, ms an con el estadillo de la Covid-19 a principios de 2020. En plena pandemia, una temporada despus, tan solo pas el reconocimiento mdico al entrenar por su cuenta en su casa y haciendo en el gimnasio un deporte de contacto llamado ‘krav maga’. Pero con la grave lesin de rodilla del brasileo Leo Terariol en los Juegos Olmpicos de Tokio en el verano de 2021, su nombre volvi a salir a la palestra. “Cuando me dicen la situacin, les digo que yo tengo que ser su ltima opcin, porque no puedo comprometerme. Compagino trabajo con el equipo durante agosto, pero despus de volver de mis dos semanas de vacaciones, tengo que jugar la previa de la Liga Europea ante el Aguas Santas portugus”, explica Javier.

Tres actos de servicio por amor al Logroo

Pero cuando el guardameta riojano, de 31 aos, pensaba que ya no tendra que hacer ms actos de servicio por el amor a un club, lleg la lesin en una mano del bielorruso Aliaksandr Markelau la pasada semana, un portero que fich a mediados de septiembre para suplir a Terariol. “Tengo ficha con el equipo del equipo nacional, pero no tengo un contrato como tal. As que, si puedo echarles una mano, yo encantado, aunque me tenga que coger das de vacaciones en mi trabajo para poder viajar para los partidos”, advierte, cuyo da a da desde 2020 a finales de 2021 era levantarse a las 7.15 de la maana para trabajar hasta las 18.00 horas, entrenando por su cuenta un par de veces a la semana al no poder acudir a las sesiones del Logroo.

Tengo ficha con el equipo del equipo nacional, pero no tengo un contrato como tal. As que, si puedo echarles una mano, yo encantado, aunque me tenga que coger das de vacaciones en mi trabajo para poder viajar para los partidos

Esto no sera posible sin la flexibilidad de su trabajo, que para poder asistir a los entrenamientos este ao, le permite salir una hora antes, sin olvidar las facilidades a la hora de cogerse vacaciones entre semana para los viajes europeos. “Ellos lo saben, por eso no me ponen pegas si me cojo un martes y un mircoles. Estoy agradecido por las facilidades que me dan”, reconoce Romeo, que tiene en el balonmano “una manera de desconectar de la rutina diaria y de vivir un sueo que pocos tienen el privilegio de hacerlo”.

De momento, sus actuaciones ante el Sinfn y el Gorenje Valenje no han sido remarcables, pero tendr ms oportunidades durante el mes que resta para la recuperacin de Markelau. “No s cundo lo dejar, supongo que despus de este mes, cuando se recupere algn portero. Pero si vuelven a pedir mi ayuda, lo har encantado”, avanza Romeo, el ‘apagafuegos’ del Logroo, pareja de circunstancia junto al joven Jorge Prez.




Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.